• Suscribir la demanda conlleva recibir los beneficios de la futura sentencia.
  • Pueden sumarse a través de la asociación Acciones Colectivas de Sinaloa.

Ciudad de México a 5 de noviembre de 2018.- El primero de octubre de 2018 se publicó en un periódico de circulación nacional, el edicto emitido por el Juez Cuarto de Distrito en materia civil en la Ciudad de México, Eduardo Hernández Sánchez, el cual ordena dar aviso a la colectividad de que fue certificada la demanda de acción colectiva en sentido estricto promovida por Acciones Colectivas de Sinaloa, A.C. (ACS) contra las empresas mineras Grupo México y Buenavista de Cobre, lo cual da pie a que cualquier ciudadano afectado pueda sumarse a dicha demanda.

Suscribir la demanda conlleva recibir los beneficios de la futura sentencia que de ser favorable a los afectados, obligará a las empresas demandadas a indemnizar económicamente a cada persona que haya sufrido daños en su salud, patrimonio o negocio.

“La certificación y reciente publicación del edicto son un logro a favor de los afectados, luego de que Grupo México presentara todo tipo de recursos legales para frenar esta demanda y evitar resarcir los daños de muchos sonorenses que aún padecen las consecuencias de aquel desastre ambiental”, afirmó el abogado Luis Pérez de Acha, miembro de la asociación ACS quien junto con su equipo de trabajo ha desarrollado diversas estrategias legales para sortear los obstáculos de este proceso legal que lleva más de tres años en curso.

Para sumarse a la demanda pueden acudir a la asociación Acciones Colectivas de Sinaloa ya sea vía correo electrónico o por teléfono. Estos son los datos:
Acción Colectiva: 327/2015.
Domicilio: Avenida Sierra Grande 104, Fraccionamiento Lomas de Mazatlán. Mazatlán, Sinaloa. Código Postal 82110.
Teléfono: (669) 990-0770
Correo electrónico: info@acsinaloa.com

El abogado David Álvarez Bernal, fundador y director de ACS, señaló que la asociación tiene las puertas abiertas para que cualquier persona afectada se sume a esta demanda: “Seguiremos empeñados en esta causa porque sabemos los costos personales y económicos que este desastre ambiental ha implicado para los habitantes quienes viven cerca de los ríos”.

Luego del derrame de contaminantes en ríos de Sonora ocurrido el 6 de agosto de 2014, ACS promovió dos demandas de acción colectiva:
i. La difusa para resarcir el daño producido al medio ambiente, presentada en agosto de ese mismo año.
ii. La denominada en sentido estricto, iniciada en junio de 2015, que tiene como objetivo indemnizar a los afectados por la contaminación causada por el derrame.

Respecto a la segunda demanda, el 28 de septiembre de 2017 el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Civil en la Ciudad de México certificó que se dio cumplimiento con todos los requisitos para dar trámite a la acción colectiva y el 1 de octubre de 2018 se publicó el edicto para dar a conocer esta certificación, la cual permite que cualquier persona afectada por el derrame pueda adherirse a esta demanda y gozar de los beneficios que deriven de la sentencia.

En vista del reciente incremento a la tarifa de transporte público urbano en Sinaloa, Acciones Colectivas de Sinaloa, A.C. (ACS), tiene una excelente noticia que compartir con todos los Mazatlecos que son sus usuarios de este servicio.

El 06 de marzo de 2013, ACS presentó una demanda de acción colectiva en contra de la Alianza Transportadores y Camioneros de Servicios Urbanos y Sub-Urbanos de Mazatlán, Sinaloa (ALIANZA), solicitando al juez lo siguiente:

  • Que todas las unidades de transporte tengan aire acondicionado funcionando.
  • Que se prohíba a los choferes llevar música con volumen alto y usar el teléfono celular mientras conducen.
  • Que se fijen y respeten horarios de llegada y salida para cada una de las rutas y sus paradas intermedias, a fin de evitar que los choferes “jueguen carreras”.
  • Que se mantengan las unidades en condiciones de higiene, capacidad y seguridad para los usuarios.
  • Que se contrate un “seguro de viajero” en favor de los usuarios, cubriendo los riesgos por accidentes que puedan ocurrir durante el servicio.
  • Que se coloque en el interior de los camiones una placa con el nombre completo del conductor.
  • Que se establezcan estaciones intermedias en cada ruta y terminales al final de cada ruta, donde únicamente se puede subir y bajar pasajeros, quedando prohibido hacerlo en cualquier parte que quiera el chofer.
  • Que se impida conducir el autobús a más de 40 km/h.
  • Que se coloque en el exterior del autobús, un itinerario con horarios, tiempos totales y estimaciones parciales entre las rutas y sus estaciones intermedias, para que los usuarios puedan calcular el tiempo que duraran en trasladarse y el tiempo en que tardará en llegar el siguiente autobús.
  • Que se pongan en los camiones asientos e instalaciones especiales para las personas con capacidades diferentes.
  • Que se obligue a todos los choferes a obtener y revalidar, en su caso, su licencia de conducir y el certificado de aptitud.
  • Que mientras la ALIANZA no cumpla con todo lo anterior, le regrese a sus usuarios el 20% del valor de los boletos que paguen, durante todo el tiempo en que tarden en cumplir con la sentencia de la acción colectiva.

El pasado 01 de junio de este año, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), resolvió a favor de ACS un amparo directo derivado de la demanda que presentamos.

Con lo anterior, ACS logró dos cosas: obtener la primera resolución de fondo favorable a la colectividad en acciones colectivas en la historia de México, y; que próximamente los Mazatlecos estemos por disfrutar de un transporte público de primer mundo, obligando el juez a la ALIANZA a cumplir con lo que se le reclamó en la demanda.

Una acción colectiva similar y esperemos que, con los mismos resultados, está en trámite contra “Águilas del Pacífico” y las “Pulmonías”.

Nuestra recomendación a los usuarios del transporte público es que comiencen a guardar sus boletos y que estén al pendiente de más noticias nuestras, porque pronto podrán hacer exigible el retorno del 20% del costo de su boleto, durante todo el tiempo que la ALIANZA se niegue a cumplir con la sentencia.

 

Para más información, llamar al (669) 990-0770 o enviar correo a info@acsinaloa.com

 

Fotografía de periódico Noroeste.

Actualización a mayo del 2017

 

Las dos demandas de Acción Colectiva (AC) interpuestas contra Grupo México se presentaron por la contaminación de los Ríos Bacanuchi y Sonora sucedida en agosto de 2014.

 

Existen dos tipos de demanda de Acción Colectiva:

  1. Difusa: Busca la reparación del daño ambiental y la implementación de medidas preventivas para evitar desastres futuros, contempla pago de multas e indemnizaciones.
  2. Sentido estricto: Tiene por objeto la reparación del daño causado a las personas físicas y morales afectadas; promueve un solo juicio en representación de una colectividad y la sentencia abarca a todos los que sufrieron algún daño comprobable, aunque no aparezcan explícitamente en la demanda.

 

Acción Colectiva (AC) Difusa en contra de Grupo México

A) Presentación

  • Presentada el 28 de agosto de 2014 por Acciones Colectivas de Sinaloa, A.C. en la Ciudad de México, ante el Juzgado Octavo de Distrito en Materia Civil.

B) Certificación

  • Certificada por el Juzgado como AC el 26 de marzo de 2015. A partir de ese momento, Grupo México ha presentado recursos de apelación en contra de distintos acuerdos del Juzgado, lo que ha detenido la tramitación del juicio.

C) Presentación de pruebas

  • A inicios del 2016 se abrió la etapa de pruebas documentales y periciales para acreditar los daños y las afectaciones. La AC se encuentra ahora en etapa procesal: El juez admitió alrededor del 70% de las pruebas presentadas por ACS.
  • Sobre las que desechó se presentaron recursos de apelación (medio de impugnación que manifiesta no estar conforme con lo decidido por un juez) que ya fue resuelto.
  • El Segundo Tribunal Unitario en Materia Civil y Administrativa del Primer Circuito resolvió favorablemente el recurso de apelación y pedirá al juez que reciba las pruebas. A finales de mayo se espera una resolución.

 Actualmente: Se encuentran en trámite dos amparos indirectos presentados por Grupo México en contra de la admisión de las pruebas pericial en informática y documental en vía de informe ofrecidas por ACS.


Acción Colectiva en Sentido Estricto en contra de Grupo México

A) Presentación

  • Presentada el día 17 de junio de 2015 por Acciones Colectivas de Sinaloa, A.C. (ACS). En representación de las personas afectadas por Grupo México.
  • La AC se lleva ante el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Civil de la CDMX
  • Luego de notificar a las empresas demandas, éstas impugnaron los actos de notificación a través de diversos recursos.

B) Certificación

  • Concluidos los recursos en los que se confirmó que las notificaciones fueron realizadas conforme a derecho, el 19 de mayo de 2016 el Juzgado emitió un acuerdo en el cual certificó que la Asociación y los afectados sí habían cumplido con los requisitos de procedencia de la demanda.
  • Sin embargo, consideró que no se demostró que las personas señaladas en la demanda pertenecen al grupo de afectados, motivo por el cual desechó la demanda.
  • Acciones Colectivas de Sinaloa, A.C. presentó recurso de apelación el 25 de mayo de 2016, en contra del acuerdo por el que se desechó la demanda, ya que el grupo afectado probó mediante copia de las credenciales de elector, que su domicilio se ubica en la zona donde se dio la contaminación.

C) Etapa procesal

  • El Segundo Tribunal Unitario en Materias Civil y Administrativa resolvió que no se reunieron los requisitos para certificar la demanda como AC en sentido estricto.
  • Contra esta resolución se presentó amparo directo en noviembre de 2016, el cual fue turnado al Décimo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. El amparo directo procede como última instancia en contra de la decisión de los jueces o magistrados

En febrero del 2017, se solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que, en ejercicio de su facultad de atracción, resolviera el amparo directo por considerarse un asunto de gran importancia y trascendencia.

Actualmente la Suprema Corte se negó a atraer el caso y el amparo directo será resuelto por el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. El nombre del magistrado ponente es Víctor Hugo Diaz Arellano y se espera que en un par de meses se cuente con la resolución. Si ésta es positiva se le dará trámite a la demanda y Grupo México tendría que dar respuesta a la misma.

 

Con la convicción de defender a los afectados y al medio ambiente y con todos los recursos jurídicos a su alcance, ACS se empeña en que las dos acciones colectivas avancen favorablemente.

 

Acciones Colectivas de Sinaloa, A.C. tiene como objetivo la defensa legal de consumidores y medio ambiente y está autorizada por el Consejo de la Judicatura para presentar este tipo de demandas en todo México. Es la AC que ha presentado y logrado certificar como acción colectiva, el mayor número de juicios de este tipo a nivel nacional. Existen alrededor de 20 acciones colectivas en el país, de las dos terceras partes han sido presentadas por dicha AC; además, dos de sus casos fueron atraídos por una de las salas de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y generaron las primeras tesis en la historia de las acciones colectivas.